Cuidado com a utilização indevida do nome da GhFly! Saiba mais

Omnicanalidad y Ciencia de Datos

Rafael Arruda

21/01/2021

En el 2019, las proyecciones para el 2020 sobre marketing digital eran bastante positivas: crecimiento de e-commerce, inversión en nuevas tecnologías, nuevos canales, gamificación, marketing de causas sociales, y muchas otras tendencias estaban previstas para generar muchas ganancias durante el 2020. Con la llegada de la pandemia, todo apuntaba al fracaso, afortunadamente, acabó siendo más productivo que nunca. El aislamiento social impulsó las ventas online e inició un efecto dominó, colocando las marcas aún más cerca del público, propiciando una relación más directa y transparente. 

Cambio de Ruta

Los datos comprueban como la suma de los canales digitales están cambiando el juego, acelerando mucho más el mundo de la omnicanalidad y un nuevo modelo. La multi-canalidad es el camino para una estrategia de éxito.  

Las personas quieren decidir dónde van a comprar, si van a comenzar su jornada en un punto y terminar en otro. La tendencia del consumidor es que no importa mucho el canal, sino la experiencia. El cliente puede hacer compras online a partir de su computador o dispositivo móvil, teléfono o tienda física. Todo esto representa una experiencia, por lo tanto, se necesita dialogar con el cliente, independientemente de la plataforma utilizada. 

Para construir una base omnicanal sólida, las personas y los procesos son tan relevantes como la tecnología. Es necesario comprender los estándares que los consumidores esperan y así comparar las expectativas de los clientes con las entregas de sus pedidos online. Bien ejecutado, la omnicanalidad puede representar un gran retorno financiero.  

En un escenario con tanta competencia, la prestación de servicios de calidad representan una ventaja para las empresas de tomar la delantera. La clave aquí es dejar de ver el comercio electrónico y las tiendas físicas como dos mundos paralelos, y comenzar a tratarlos como parte de un mismo ecosistema. 

La era de los datos

Además de la omnicanalidad, la ciencia de los datos también seguirá siendo esencial en el 2021. Cuando se trata de utilizar canales digitales, se está adentrando en el mundo de los datos. Para marcar la diferencia, es necesario saber interpretarlos y aplicar el conocimiento obtenido de ellos.

La ciencia de los datos es mucho más compleja que un simple análisis de estadística. Este campo está capacitado para apuntar a posibles movimientos de los usuarios. Los insights o las conclusiones obtenidas ayudan a preparar mejores acciones y liderar las preferencias de consumo del público.

Para el 2021, la ciencia de datos va a requerir cuidados extras, ya que la privacidad y el compartimiento de información deben seguir el LGPD (Ley General de Protección de Datos Personales), el cual representa un marco legal de protección, tratamiento y uso de los datos de las personas en Brasil. 

Según esta ley, se considera “dato personal” a cualquier tipo de información relacionada a un individuo, que puede de forma aislada o conjunta, definir su identidad. De esta manera, queda prohibida la recolección y utilización de información personal en campañas de marketing, a menos que haya sido autorizado por el consumidor. Con eso, la ley prohíbe expresamente la venta de datos para terceros sin que exista un acuerdo de consentimiento.  

Una combinación exitosa

La unión de la ciencia de los datos con la multicanalidad va a ayudar a pavimentar el crecimiento del marketing digital, junto con las marcas y su relación con sus consumidores. El éxito de esos conceptos significa refinar los servicios con un valor agregado para que cumplan las expectativas del cliente.

Si antes de la pandemia, estos modelos ya aparecían como prioridades estratégicas, ahora son pilares fundamentales para mantener el mercado en movimiento. Para salir al frente, un consejo es comenzar desde ya, analizando la base de datos que la organización posee, fomentando nuevas formas de liderar el público objetivo y creando maneras de captar datos sin interferir con las políticas de privacidad. Así ganan todos: los consumidores y las empresas de marketing que esperan ventas todavía mejores para este 2021.